La Ciudad convoca a audiencia pública el 26 de agosto para tratar el cuadro tarifario

En tanto se sabe que los Jubilados, pensionados, personas con discapacidad, personas trasplantadas, estudiantes primarios y secundarios continuaran viajando de forma gratuita. Se conservará la tarifa social y los descuentos por pasajero habitual.

En eje con la actualización tarifaria decidida  por el Gobierno nacional y teniendo en cuenta que el sistema de transporte en el AMBA debe ser ideado de forma integral, Subterráneos de Buenos Aires S. E. (SBASE) convocó a audiencia pública para el día 26 de agosto, con la finalidad de tratar la tarifa técnica y aprobar la actualización de la tarifa usuario. El proyecto establece que hacia fines del mes de septiembre el costo del pasaje en subte sea de $42 y el del Premetro, de $15.

Asimismo, la audiencia se realizará de forma virtual el día viernes 26 de agosto a las 12 horas. Por otro lado, los interesados en participar y en acceder a la documentación de los componentes de la tarifa técnica podrán anotarse desde el 29 de julio al 22 de agosto enviando un correo electrónico a [email protected] o comunicándose al 1153268471, de lunes a viernes de 11 h a 16 horas.

A la vez, la actualización es consecuencia de la variación de la tarifa técnica que arroja el costo de la explotación del servicio. La presente tarifa usuario de $30 corresponde a la tarifa técnica calculada en octubre de 2020 y, desde aquella fecha, los costos de explotación se acrecentaron un 159%. Asimismo, la situación sumada a la caída de la demanda a consecuencia de la pandemia , hoy día, se está alrededor del 70% de la cantidad de pasajeros de 2019, hace imprescindible reacomodar el boleto para asegurar el correcto funcionamiento del servicio y orientarse a un sistema de transporte público sustentable. Por otra parte, se debe señalar que el año pasado, con la venta de pasajes, se alcanzó solo el 8% y hoy representa solo el 14%.

De ésta forma, continuará vigente el descuento de la RED SUBE y el beneficio para pasajeros frecuentes. En tanto, mientras el usuario más viaje se le aplican de forma automática descuentos de 20%, 30% y 40% una vez que se superen los 20, 30 o 40 viajes mensuales.

Por otra parte, continuarán en curso los pases para jubilados y pensionados, y para personas con discapacidad, para personas trasplantadas y en lista de espera, de ésta manera, todos ellos pueden viajar gratis, el boleto estudiantil, y los abonos social, maestro y estudiantil, para alumnos de escuelas secundarias y terciarias. A la vez, el abono social está pensado para beneficiarios de planes sociales administrados por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, del programa Ciudadanía Porteña; beneficiarios del Plan Jefes y Jefas de Hogar; personas en situación de desempleo crónico o recurrente; personas que acrediten poseer ingresos familiares que se encuentren debajo de la canasta básica familiar que publica el INDEC; personas que acrediten estar en situación de indigencia; beneficiarios del subsidio por la tragedia de Cromañón; excombatientes de Malvinas; aquellos grupos identificados por normas vigentes de la Ciudad de Buenos Aires con necesidades especiales o en situación de alta vulnerabilidad social.

La concesión

A partir del 1° de diciembre de 2021 rige el nuevo contrato con la empresa Emova, que prevé inversiones en materia de infraestructura y la incorporación de nuevas tecnologías innovativas que permitirán brindar un mejor servicio, tanto en lo que refiere a la disponibilidad de trenes y al funcionamiento de las instalaciones como a la relación con los usuarios y usuarias del subte.

Por ese motivo, durante los primeros seis meses, se incorporó una serie de innovaciones tecnológicas en la estación Alem de la Línea B; se implementó un nuevo modelo de atención al usuario, de rápida identificación y mayor proximidad con los pasajeros y pasajeras en distintas estaciones; y se incorporaron nuevas pantallas de “Próximo Tren” en cinco estaciones estratégicas con la finalidad de ofrecer más y mejor información al usuario que viaja por allí.

Otra novedad que ofrece la nueva concesión radica en el plazo, que será de 12 años con opción de prórroga por otros tres más, y en la manera de retribución, ya que si la empresa no cumple con el servicio estipulado, no recibe el pago. O sea, se remunera en base al indicador coche/kilómetro comercial (CKC), esto significa, el servicio efectivamente prestado.