Se celebra el Día del Árbol en la Ciudad de Buenos Aires

Las proximidades del cementerio de Chacarita fue reforestado con ejemplares de ginkgo biloba, conocido como el «árbol de la vida»; Plaza Lavalle se transformó  en el escenario de una recorrida explicativa acerca de su patrimonio natural y estudiantes de escuelas de la Ciudad  participaron de actividades artísticas de concientización.

La Ciudad Autónoma de Buenos Aires celebra el Día del Árbol con variadas actividades que intentan incrementar el bosque urbano y concientizar y sensibilizar acerca de la importancia que tienen los árboles para el medio ambiente y para la optimización de la calidad de vida de los vecinos y vecinas. Con aproximadamente 15.480 nuevas plantaciones este año, que terminarán el próximo mes, Buenos Aires invita a sus estudiantes a conocer sus árboles históricos y acercarse  a propuestas de participación vecinal para cuidar a la naturaleza.

«Conmemoramos esta fecha tan importante plantando nuevos árboles para generar entornos saludables para la vida, el trabajo y el disfrute», indicó Julia Domeniconi, secretaria de Atención Ciudadana y Gestión Comunal. «En la Ciudad contamos con un  patrimonio de 430 mil ejemplares que mantenemos junto a las Comunas con un equipo de profesionales y técnicos. Cada año sumamos más verde con dos objetivos muy definidos, incrementar los beneficios ambientales para los vecinos y multiplicar la belleza urbana que nos aportan nuestros árboles en cada estación».

Asimismo, la Semana del Árbol brindó  comienzo el viernes pasado con la plantación de una treintena de ejemplares de la especie Ginkgo biloba sobre las planteras lindantes al paredón del Cementerio de la Chacarita en la avenida Jorge Newbery. De éste evento participaron la Dirección General de Espacios Verdes y Arbolado, el Vivero de la Ciudad, la Comuna 15 e invitados especiales.

«Conocido como el «árbol de la vida», el Gingko biloba es una especie muy antigua, originaria de China y con un follaje muy característico de hojas en forma de mariposita con un intenso color  amarillo y ramitas donde se ubican las hojas de una forma muy particular que hacen un árbol de características originales en ese aspecto», indica Jorge Fiorentino, gerente de Arbolado de la Ciudad. Asimismo, el ingeniero agrónomo comenta  que esta novedosa  plantación, cuya producción fue realizada dentro  del Vivero, habilitará poder disfrutar de un lugar único, ya que hay muy pocos ejemplares de esta variedad en el distrito porteño.

Por otra parte, continuando con las actividades y coincidiendo con el Día del Árbol, estudiantes de centros educativos de la Ciudad de Buenos Aires disfrutaron en el día de ayer de una recorrida informativa para contemplar  los árboles históricos y notables que son parte del encanto natural de Plaza Lavalle. En esa oportunidad  pudieron conocer los trabajos que se realizan sobre los mismos para cuidarlos mediante diferentes  técnicas como el apuntalamiento de ramas o el cercado, entre otros tratamientos que realizan. El proyecto fue llevado adelante en colaboración con Escuelas Verdes y tuvo como objetivo transmitir a los más chicos los beneficios del arbolado en la Ciudad.

Al mismo tiempo, Plaza Lavalle es el único lugar verde en la Ciudad donde conviven ocho árboles notables y variadas especies que ayudan a que el recorrido sea orgánico para los estudiantes. Por otra parte, la especialista Marcela Palermo Arce se encargó de guiar a los chicos y chicas en el recorrido y mencionó  las características de cada árbol histórico y notable de la plaza. También, se entregó a los estudiantes un folleto con información de la página Arbopedia, que es el portal del Gobierno de la Ciudad donde se puede acceder a toda la información acerca del  bosque urbano, especies y censo del arbolado. Asimismo, los alumnos a la vez  recibieron un lápiz plantable como agradecimiento por participar en el proyecto.

Por otro lado, el conjunto que es parte del patrimonio natural de Plaza Lavalle está constituído por una emblemática esterculia; un aguaribay, muestra de cómo envejecen los árboles en el distrito porteño y de la necesidad de conservarlos; una damara añosa y de gran tamaño; un gomero de la India de grandes ramas, tronco y raíces; un gomero también conocido como higuera australiana o bayán australiano, con un sistema radicular superficial que se despliega  por un amplio sector   alrededor del árbol; un ceibo de Jujuy o ceibo de Alvear, ejemplar histórico plantado en 1878 por órden de Don Torcuato de Alvear; un ceibo plantado en reconocimiento a la flor nacional y un ficus integrado al paisaje como recordatorio de la lucha de la jubilada Norma Plá en la década del 90.

A la vez, las actividades organizadas por la Ciudad de Buenos Aires  para el Día del Árbol también contemplan la finalización de las plantaciones ubicadas en la avenida Alberdi, actividad llevada adelante  con la participación de las comunas 6 y 7 y la Fundación Azcuy, que donó 30 ejemplares de tipas de grandes extensiones y dos ejemplares de jacarandá. «Trabajar junto a las escuelas, vecinos e instituciones de la sociedad civil nos permite afirmar nuestra vocación de cuidado de los árboles a la vez que generar una verdadera conciencia ambiental», comentó Lucía Ferrari, directora general de Espacios Verdes y Arbolado.

Con el título «Árbol de la paz», el distrito también elaboró material audiovisual sobre el papel protagónico de los árboles para el medio ambiente, con imágenes de una plantación de olivos llevada adelante por la Dirección General de Espacios Verdes y Arbolado en colaboración con el Vivero de la Ciudad y las comunas en diferentes  barrios.

Asimismo, jóvenes de diferentes  escuelas participan de la tercera edición del concurso «Mi árbol, un mural». La iniciativa impulsa a los chicos y chicas a talleres de concientización y a expresar a través de un dibujo lo que han aprendido acerca de los árboles. Por otra parte, el diseño ganador será representado a gran escala en un mural en un espacio verde cercano a la escuela que resulte ganadora.