En la Ciudad se realizó una ceremonia para los caídos en cumplimiento del deber

Estuvieron presentes el jefe de Gabinete de la Ciudad, Felipe Miguel, y el ministro de Justicia y Seguridad porteño, Marcelo D’Alessandro, encabezando  el acto realizado en el nuevo Monumento a los Caídos de Policía y Bomberos de Buenos Aires.

Del evento  participaron las autoridades del Ministerio de Justicia y Seguridad y la plana mayor de la Policía de la Ciudad de buenos Aires.

Asimismo,  dieron su presente el rector del Instituto Superior de Seguridad Pública, Gabriel Unrein; el jefe de Cuerpo de Bomberos, Juan Carlos Moriconi y representantes de la Policía Federal Argentina, Gendarmería Nacional, Prefectura Naval Argentina y de la Policía Aeroportuaria, además de otras autoridades del ámbito.

El acto se efectuó  en el espacio ubicado en la avenida Intendente Bullrich, entre las avenidas Cerviño y Del Libertador, en el nuevo Monumento a los Caídos de Policía y Bomberos de la Ciudad.

Cuando tomó  la palabra, Felipe Miguel enfatizó que “ser Policía es una de las profesiones más nobles que hay, una de las muestras más cabales de vocación, servicio, entrega y dedicación, ya que significa poner el cuerpo y tomar riesgos en pos del bienestar, la seguridad y la vida de los demás”.

“La función policial es un acto de valentía enorme y fundamental para que vivamos civilizadamente, conviviendo en armonía de manera sana y segura. Ustedes, Policías y Bomberos de la Ciudad, construyeron una fuerza moderna, responsable y eficiente, pero también valiente, confiable y cercana a la gente. Siento una enorme tranquilidad de contar con todos ustedes. Sepan que siempre vamos a estar para acompañarlos y apoyarlos”, indicó.

Asimismo, Marcelo D’Alessandro, comentó  que “como todos los 31 de octubre conmemoramos la memoria de nuestros hombres y mujeres de la Policía de la Ciudad caídos en deber, un acto para el que resulta muy difícil encontrar palabras que representen y reflejen tanto dolor, pero convencidos que eso no puede ser impedimento para recordar a nuestros héroes, que al igual que sus camaradas eligieron esta profesión con la cabeza pero la llevan adelante con el corazón”.

“Todos ellos son el ejemplo cabal de lo que esto significa, esta noble tarea de llegar a entregar su propia vida por el otro. Con su ejemplo, nuestros héroes mostraron la nobleza y el profesionalismo con el que llevaron adelante esta carrera. A los familiares, los abrazo y acompaño en el dolor, y a nuestros héroes decirles que siempre estarán con nosotros: honor y gloria por siempre”, advirtió.

Indicó por otra parte,  que “tener este lugar es importante para conmemorarlos en su honor y para la reflexión”, a la vez  que expresó que “aquel que da algo al otro no tiene derecho a recordar pero aquel que recibe tiene la obligación de no olvidar nunca”.

Para finalizar, Gabriel Berard, indicó que “la inauguración de este flamante sitial de honor significa un recogimiento y reflexión a nuestros héroes que entregaron sus vidas, porque recordarlos es perdurarlos ya que sus actos constituyen modelos de gratitud y de la Policía que prestigian”.

“Sus ausencias duelen, y mucho, pero el bálsamo de sus recuerdos nos alientan en las jornadas porque no hay mayor expresión de amor que entregar por el otro la existencia propia. Estamos acá para agradecerles y decirles que no partieron en vano, porque sus sacrificios dejaron huellas imborrables que nos animan a ser mejores”, advirtió.

Cabe advertir que el 31 de octubre se conmemora el Día de los Caídos de la Policía de la Ciudad en memoria del fallecimiento que sucedió  ese día del año 2017 del Inspector Christian Manuel Lescano y del Oficial Julio Alejandro Gómez, en ocasión de un enfrentamiento armado con delincuentes.

Puede decirse que desde la creación de la Policía de la Ciudad en el año 2017, fueron 23 los caídos en ocasión del cumplimiento de su deber.

Después,  de la toma de palabras, se otorgaron medallas a los familiares de seis policías fallecidos: el Principal Oscar Alberto Cabrera, el Subcomisario Ricardo Hernán González Sueyro, el Inspector Marino Nicolás Romero, el Principal Héctor José Kuciukas, el Oficial Mayor Fernando Oscar Méndez Bautista y el Subcomisario Rodrigo Guillermo Becker.

Por otra parte, se realizó un conmovedor  homenaje a todos los efectivos fallecidos: el oficial mayor José Román Acosta, el inspector Claudio Aníbal Martínez, el inspector Raúl Blanco, el inspector Daniel Oscar Morel, el inspector Christian Manuel Lescano, el oficial Julio Alejandro Gómez, el oficial mayor Gregorio Fernando Aquino, el oficial primero Marcos Nahuel Rivera y el oficial Walter Daniel Cantero.

A la vez, también se entregaron a la oficial Roxana Haydee Trochel, el oficial primero Isaias Manuel Correa, el oficial Alcides Emmanuel Leiva, el oficial primero Sergio Atilio Valenzuela, al subcomisario Patricio Hernán Didoni, al oficial primero Esteban Leonardo Noguera, al subcomisario Maximiliano Cruz Firma Paz y al comandante director Ariel Gastón Vázquez.

El Monumento a los caídos

El Monumento a los Policías y Bomberos de la Ciudad Caídos en ocasión de cumplimiento del su Deber fue aprobado por ley por la Legislatura porteña en el mes de  noviembre de 2019 y el año pasado se instaló la piedra fundacional.

Se encuentra  emplazado en avenida Bullrich entre Cerviño y Avenida Del Libertador y es un sitio destinado a la memoria de los policías y bomberos que entregaron su vida por la comunidad.

El monumento se encuentra circundado por una pared donde están enmarcados en placas los nombres de los efectivos caídos junto a los valores que reflejan  a las fuerzas de seguridad de la Ciudad.

Be the first to comment on "En la Ciudad se realizó una ceremonia para los caídos en cumplimiento del deber"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*