La Argentina disfrutó del 23° BAFICI

Se llevó a cabo del martes 19 de abril al domingo 1° de mayo. Se proyectaron 290 films con más de 450 funciones y más de 60 actividades especiales

Fue organizado por el Ministerio de Cultura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, del 19 de abril al 1° de mayo.  Se realizó el Buenos Aires Festival Internacional de Cine Independiente [23] BAFICI. En la edición 2022, el festival, uno de los más trascendentes de toda América Latina, juntó lo más relevante de cineastas nacionales e internacionales. En 12 días, el cine regresó a las salas tradicionales del centro del distrito, colaborando con la reactivación del centro cultural de la Ciudad. El último día, el festival presentó una programación online con 223 películas disponibles en la web Vivamos Cultura con una llegada a toda la Argentina de forma totalmente gratuita.

BAFICI impactó en diferentes públicos: 290 películas nacionales (de Formosa, Córdoba, Salta, Neuquén, Corrientes, Provincia de Buenos Aires y C.A.B.A.) y también internacionales (de Chile, Uruguay, Brasil, Bolivia, Italia, España, Grecia, Israel, Estados Unidos, Francia, Alemania, Suiza, Cuba, Filipinas, Finlandia, Japón, Portugal, Hungría, Lituania, México, Países Bajos, Austria, Reino Unido, Bélgica, Venezuela, Irán, Líbano, China, Qatar, Colombia, Corea del Sur, Ecuador, India, Paraguay, Rusia, Noruega, Canadá, Luxemburgo, Bielorrusia, Perú, República Dominicana, Rumania, Guatemala, Myanmar, Suecia), con más de 450 funciones presenciales y más de 60 actividades especiales.

Como en años anteriores, se presentaron las funciones sorpresas. El día sábado 30 de abril a las 18 horas en la Sala Leopoldo Lugones, se proyectó El nacimiento de una mano, de Lucila Podestá, ganadora al Mejor cortometraje en la Competencia Argentina y La edad media, de Alejo Moguillansky y Luciana Acuña, ganador como Mejor largometraje en la Competencia del país. Asimismo, a las 19 horas en el Anfiteatro del Parque Centenario, se proyectó Ida, de Ignacio Ragone, ganadora como Mejor Cortometraje en la Competencia Internacional y Clementina, de Constanza Feldman y Agustín Mendilaharzu, ganadora como Mejor largometraje y Gran Premio en la Competencia Internacional. Por otra parte, a las 19:30 horas en el Cine Multiplex Lavalle, se proyectó Carrero, de Fiona Lena Brown y Germán Basso, ganadora del Premio estímulo del cine argentino en la Competencia Internacional.  A las 21 horas en la Sala Leopoldo Lugones, se proyectó HappyTogether de Wong Kar-waiya a 25 años del estreno.

La reconocida calle Corrientes reúne gran parte del patrimonio de la Ciudad de Buenos Aires: bares, librerías, pizzerías, teatros y su arquitectura, y las salas de cine del centro, una parte importante de la historia cinéfila del país. Asimismo, la primera proyección cinematográfica en la Ciudad se efectuó en Corrientes y Esmeralda, en el año 1896, tan sólo un año después de la “invención del cine” por los hermanos Lumière en París. Esto representa una de las razones para que BAFICI regresara a esa área tradicional para el cine y la cultura de la Ciudad.

Por otro lado, el punto de reunión fue El Cultural San Martín, en la esquina de Sarmiento y Paraná. Asimismo, aparte de las dos salas de cine, equipadas con los mejores estándares de proyección, y un espacio para disfrutar películas  al aire libre con una gran convocatoria, contó con 2 auditorios donde se llevaron adelante variadas actividades relacionadas a la industria del cine y al mundo artístico programado: invitados argentinos e internacionales en exposiciones, conferencias, debates y presentaciones. Por otra parte, el Cultural se proyectó como un multiespacio activo, con espacios de esparcimiento, gastronomía, boleterías, informes y atención para acreditados.

Asimismo, el circuito central del festival se desplegó en la zona de la Avenida Corrientes y las salas que llevaron adelante la programación y actividades de BAFICI fueron el Cine Lorca, el Cine Cosmos UBA, el Complejo Gaumont, el Cine Multiplex Monumental Lavalle, la Alianza Francesa y la Sala Leopoldo Lugones. Por otro lado, el circuito de salas periféricas lo representaron el Museo del Cine, la Usina del Arte, el Centro Cultural 25 de Mayo, el Anfiteatro del Parque Centenario, los Espacios Arte en Barrios, el Museo Casa Carlos Gardel y el Buenos Aires Museo.

La apertura se efectuó el día 19 de abril con dos proyecciones. Se presentó en Cine Multiplex Monumental Lavalle, la premiere mundial de Pequeña flor, el nuevo film de Santiago Mitre. Trata sobre una una adaptación de la novela del escritor argentino IosiHavilio, con guión escrito por Mitre y Mariano Llinás, protagonizada por Daniel Hendler, MelvilPoupaud, Vimala Pons y Sergi López. A la vez, se proyectó el cortometraje argentino Ahora ya sé dónde encontrarte de Diego Berakha que utiliza imágenes de Google Earth para contar su historia de vida: su infancia en España y el viaje que realizó cuando tenía apenas doce años y decidió mudarse a nuestro país, donde ya vivía su padre. Asimismo, la apertura Baficito, la sección para los más pequeños del festival, fue abierta al público y se llevó adelante en el Anfiteatro del Parque Centenario. Por otro lado, se proyectó El ascenso y caída del ChopChop Show, dirigido por Diego Labat. Trata del primer largometraje argentino de títeres: es un falso documental que, con mucho humor, representa el detrás de escenas de un programa de títeres emitido porInstagram.

Asimismo, la función de cierre se realizó el día 30 de abril a las 16.50 horas, en el Complejo Gaumont, con la proyección de la película francesa Viens, je t’emmène, del director Alain Guiraudie. Trató acerca de una tragicomedia que toma como punto de referencia un atentado terrorista en la pacífica ciudad de Clermont-Ferrand y focaliza en una falsa historia de amor entre un programador de software y una prostituta. A partir de esto se dispara en las direcciones que van adoptando variados personajes a lo largo de toda una noche, en donde comparten temores, prejuicios y paranoias de una sociedad que padeció muchos de estos sucesos en las últimas épocas.