El legislador del Frente de Todos, Modarelli: «El tránsito en la Ciudad está ordenado con fines recaudatorios»

El diputado del Frente de Todos criticó duramente el proyecto aprobado por el oficialismo.

El jueves en el recinto de sesiones de la Legislatura porteña se aprobó el proyecto presentado por el oficialismo porteño donde cambiarán varias modalidades sobre el Código de Tránsito y Transporte de la Ciudad de Buenos Aires. Desde el bloque del FdT no acompañaron el mismo, haciendo salvedad sobre algunos artículos en específico.

La iniciativa propone nuevos sistemas de carga y descarga, novedosas reglas para estacionar, supresión de la señalética vertical (solo para excepciones), institucionalización del sistema sube y baja, el estacionamiento de mano izquierda, estacionamiento en motos a 45° y además colores en los cordones.

«La Ciudad desde la óptica del mercado, no vela por el bienestar común, sino por encontrar nichos de mercado que benefician a algunos, pero no a todos. El ordenamiento del tránsito en la Ciudad está orientado por fines recaudatorios y no con el objetivo de mejorar la movilidad de los porteños y las porteñas. Donde hay una necesidad, nace un negocio. Le cobran al vecino por hacer algo que antes hacía gratis, sin ofrecer alternativas», comentó el legislador del Frente de Todos, Juan Modarelli.

Y además sostuvo: “La cuestión del transporte obviamente es mucho más amplia que el tema del estacionamiento. El proyecto quizás no es venir a resolver algo que sucede de hecho, sino más bien que está apuntado a condicionar el código a una necesidad que tiene el ejecutivo hace tiempo que es la ampliación del estacionamiento medido en la Ciudad»

«Si la prioridad es acomodar la legislación en lo que tiene que ver con el estacionamiento, no es el principal problema que tiene el tránsito y el transporte en la ciudad de buenos aires. Si es un problema que requiere que lo tomemos de manera integral, si nosotros circunscribimos esta discusión solamente a si en la ciudad se puede estacionar o no lo que estamos avalando es una política constante que tiene el ejecutivo que es donde hay un problema, donde hay una necesidad, hay una tarifa», indicó.

Por otra parte, expresó que «este proyecto en un marco donde otras situaciones están en vía de solución o en vía de desarrollo como por ejemplo la red de subte o como pensar que la mejora del transporte público no es solamente hacer metrobuses y favorecer las líneas de colectivo, sino que es que el transporte público genere de alguna manera el alivio para que el ciudadano que va a usar el auto pueda elegir entre usarlo o no».

«Lo que nosotros entendemos con este proyecto es que lo que vendría a ser una normalización de algunas cuestiones muy básicas, nuevamente muestra las prioridades que tiene el Gobierno de Rodríguez Larreta con respecto a los problemas reales que tienen los vecinos. Pensemos realmente en cómo ampliar los subtes, en como el transporte público aliviana el ingreso de autos, no solo al microcentro sino a todas las zonas de la Ciudad de Buenos Aires. No se pensó en la ampliación de subtes y no se piensa», enfatizó el diputado de la Ciudad.

«Lo que no podemos acompañar es que nos vendan una simplificación cuando en realidad lo que están haciendo es allanar la tierra para después poner más parquímetros en la mano izquierda, ese es el verdadero problema que hay que discutir. Podemos hacerle un poquito más sencilla la vida a la gente, favoreciendo el transporte público y no poniendo siempre que haya que poner una moneda en la ciudad más cara y más rica de la Argentina», finalizó.