La Ciudad lanzó el 25 de julio la campaña de Vacunación Doble Adulto que continúa abierta

Trata sobre la vacuna que protege contra el tétanos y la difteria. Se aplica hasta el 3 de agosto en diferentes  sedes.

La Ciudad Autónoma de Buenos Aires lanzó el 25 de julio la campaña de Vacunación Doble Adulto, impulsada por la Dirección General de Promoción Social y Bienestar. De esta forma, hasta el miércoles 3 de agosto se aplicará la vacuna que protege contra la difteria y el tétanos en ocho estaciones saludables y 12 centros de días. Asimismo, se brindará información a los vecinos y vecinas acerca de la importancia de la vacunación a lo largo de toda la etapa adulta.

“Es importante conocer qué vacunas están indicadas en la etapa adulta de la vida de todas las personas. Entre otras, tienen la indicación de recibir la vacuna conocida como ‘doble adultos’, que está compuesta por la asociación de las vacunas antidiftérica y antitetánica”, comenta la directora general de Promoción Social y Bienestar, Paula Zingoni, y adiciona: “Para mantener la inmunidad de por vida debe administrarse un refuerzo cada diez años”.

Otra de las metas de la campaña consiste en difundir los diferentes vacunatorios que existen en el distrito porteño, para poder afianzar el vínculo de los ciudadanos con los Puntos de Bienestar. A partir del 25 al 29 de julio se aplicó la Vacuna Doble Adulto en ocho estaciones saludables de la Ciudad de Buenos Aires:

Plaza Rubén Dario (Av. Libertador y Dr. Luis de Agote), de 10 a 12.30 horas.

Parque Rivadavia (Av. Rivadavia y P. Balcarce), de 10 a 13.30 horas.

Flores (Av. Rivadavia y Fray Cayetano Rodriguez), de 10 a 15 horas.

Rosedal (Iraola y Sarmiento), de 10 a 15 horas.

Parque Chacabuco (Av. Asamblea y Emilio Mitre), de 10 a 15 horas.

Parque Centenario (Antonio Machado y Leopoldo Marechal), de 10 a 15 horas.

Parque Patricios (Patagones y Monteagudo), de 10 a 15 horas.

Parque Saavedra (Av. García del río y Av. Mellián), de 10 a 15 horas.

Asimismo, a partir del lunes 1 hasta el miércoles 3 de agosto la campaña se llevará a cabo en los siguientes centros de día:

Lunes 1 de agosto

CDD5 (Heredia 1253), de 9 a 11 horas.

CDD8 y 18 (Condarco 5155), de 12 a 13 horas.

CDD15 (Jufré 346/350), de 12 a 13 horas.

CDD20 (Tronador 4460), de 12 a 13.30 horas.

Martes 2 de agosto

CDD3 (Cnel. Esteban Bonorino 897), de 9 a 10 horas.

CDD1 y 6 (Av. Amancio Alcorta 1402), 9 a 11 horas.

CDD29 (Urquiza 2247), de 12 a 13.30 horas.

CDD19 y Centro Modelo (Av. Juan de Garay 765/769), de 12 a 14.30 horas.

Miércoles 3 de agosto

CDD4 (Yerbal 5025), de 9 a 11 horas.

CDD26 (Estomba 294), de 9 a 11 horas.

CDD27 (Cnel. Ramón Falcón 4778), de 13 a 14.30 horas.

CDD31 (Av. Segurola 2140), de 9 a 11 horas.

Asimismo, las personas que deseen acercarse a cualquiera de estos puntos tendrán que contar con su documento nacional de identidad (DNI), para que acrediten el registro de su inmunización. A la vez, no es necesario demostrar residencia en Ciudad. Por otra parte, si las personas cuentan con su carnet de vacunación es imprescindible que lo lleven, ya que esto les va a permitir al personal de enfermería considerar  cada situación en particular.

La importancia de la vacunación Doble Adulto

La vacuna Doble Adulto debe aplicarse al cumplirse los 16 años, y después cada 10 años, en caso de tener el esquema primario completo. Asimismo, aquellos adultos que desconocen su esquema de vacunación, se deben aplicar una dosis, a los 30 días una segunda, y a los seis meses de la primera deberán obtener otro refuerzo.

“Todas las personas que viven o transitan en la CABA pueden vacunarse , siempre y cuando estén dentro de la población que tiene indicación de recibirla. No debe administrarse ante la presencia de fiebre o el antecedente de una reacción alérgica grave con dosis previas”, comentaron desde la Dirección General de Promoción Social y Bienestar.

Hoy día, las enfermedades como la difteria y el tétanos poseen  una baja o nula incidencia en Argentina, durante los últimos años las coberturas nacionales de vacunación se conservaron por debajo de lo esperado, lo que generó, a nivel regional y nacional que incremente el riesgo de contraer enfermedades en las poblaciones no protegidas por la vacunación.

La difteria es una enfermedad infecciosa grave originada por una bacteria que puede provocar fiebre, debilidad y dificultad respiratoria. A la vez, se transmite de persona a persona, mediante las secreciones respiratorias que los pacientes expulsan al toser, hablar o estornudar. Asimismo,  se manifiesta como una angina grave, con gran compromiso general del paciente; puede llegar a producir insuficiencia cardíaca o respiratoria, alteraciones neurológicas serias e infección de la nariz y la piel.

Por otro lado, el tétanos es otra enfermedad grave causada por una bacteria que ingresa al organismo mediante heridas contaminadas, de cortes o de penetración de objetos oxidados o contaminados (latas, clavos, herramientas, etc.). A la vez, el tétanos no se contagia de persona a persona, y tiene un periodo de incubación entre 7 a 14 días, luego del cual se concreta con espasmos o contracturas musculares masivas, y lleva al deterioro de la función respiratoria y cerebral por compromiso muscular.

“La implementación de políticas de salud que impliquen la promoción de la misma y la prevención de enfermedades, es fundamental en los sistemas sanitarios, por ello hay que llevar adelante acciones puntuales que den visibilidad a las prestaciones que se realizan en los centros de salud de manera habitual, porque eso se traduce en favorecer el acceso a la salud”, comenta Zingoni.

Y, finaliza: “La aplicación de vacunas ha erradicado muchas enfermedades infecciosas, que años atrás producían grandes epidemias y muertes. El contacto de las personas con las Estaciones Saludables y Centros De Día es una oportunidad para llevar adelante estas acciones”.