Se inicia el curso de programación para mujeres refugiadas en la Ciudad

La modalidad de ese programa será completamente  virtual y está destinado a mujeres mayores de 18 años. Existe tiempo para inscribirse en la convocatoria hasta el 20 de septiembre inclusive.

Desde la Dirección General de Colectividades de la Subsecretaría de Derechos Humanos y Pluralismo Cultural de la Ciudad, junto a ACNUR, la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados, y L’Oréal Argentina, se desplegó  la segunda edición de “Nosotras Conectadas”, un programa de becas para la formación en programación orientado a mujeres refugiadas, migrantes y otras en condiciones de vulnerabilidad. Asimismo, la inscripción se encontrará abierta hasta el martes 20 de septiembre. Por otra parte, en caso de que las inscripciones excedan el cupo límite, se priorizarán  los casos teniendo en cuenta la mayor vulnerabilidad socio-económica y cultural de las postulantes.

Por otro lado, de igual forma que en la primera edición, el programa se ofrecerá junto a  instituciones de primer nivel especializadas en el ámbito y la temática tecnológico-digital. Asimismo, la modalidad será completamente  virtual, ofreciendo  así una capacitación lo suficientemente íntegra como para desempeñarse en este sector. Se espera además que, al finalizar, 100 mujeres obtengan  certificación en Full Stack.

Paralelamente, la convocatoria se encuentra abierta para mujeres mayores de 18 años solicitantes de la condición de refugiadas, migrantes, apátridas, admitidas por medio de programas de visado humanitario o con necesidades de protección internacional, y otras a la vez, en condiciones de vulnerabilidad, residentes en la Ciudad de buenos Aires  y en el Área Metropolitana de Buenos Aires. Asimismo, para la inscripción no se necesita educación formal previa y quienes estén interesadas tendrán que inscribirse mediante un formulario.

Acerca de Nosotras Conectadas

“Nosotras Conectadas” intenta dar respuesta a los desafíos de una población que cuenta con poca formación y se encuentra en el sector informal. Asimismo, a todo  ello se agrega que ante el contexto de la pandemia por el COVID-19 muchas mujeres refugiadas y migrantes padecieron  la pérdida de trabajo de forma total o parcial y una abrupta disminución salarial. Por otra parte, la finalidad  de esta propuesta es la promoción de la autonomía económica y el crecimiento personal de las participantes, orientándolas hacia sectores formales con potencialidades de crecimiento  salarial.

En tanto el programa, comenta Pamela Malewicz, subsecretaria de Derechos Humanos y Pluralismo Cultural de la Ciudad : “El programa tiene un enfoque interseccional, porque contempla la doble vulneración que enfrentan estas mujeres, tanto en relación al género, siendo el sector de las tecnologías uno especialmente masculinizado, como a su desplazamiento forzado”.

Por otra parte, Juan Carlos Murillo, representante de ACNUR para el Sur de América Latina, indicó: “La inserción laboral de las mujeres refugiadas es prioridad en nuestro trabajo en Argentina. Con esta iniciativa buscamos no sólo generar oportunidades de trabajo, promoviendo la autonomía económica, sino también el acceso de las mujeres a la educación y la capacitación en tecnología, un sector en crecimiento en América Latina. Se trata de contribuir con una experiencia que ha probado ser exitosa, para avanzar hacia la igualdad de género en el sector de la tecnología e impactar de forma positiva en mujeres que se encuentran en situación de vulnerabilidad”.

“La primera edición del programa fue muy exitosa, con un grupo pionero de 96 graduadas que asumieron el desafío con entusiasmo, constancia y espíritu de superación para capacitarse en un curso que abre las puertas a oportunidades laborales reales y concretas. Por eso, seguimos apostando a la generación de espacios de formación para apoyar el desarrollo de los talentos y habilidades de mujeres refugiadas y migrantes en distintas áreas, y que puedan comenzar a transformar su plan de vida y construir un mejor futuro”, indica Mercedes Barbara, Directora General de Colectividades.

“En L’Oréal nos llena de orgullo seguir contribuyendo al empoderamiento de las mujeres y su inserción laboral. Como parte de nuestro plan de sustentabilidad L’Oréal por el Futuro, lanzamos en 2020 el Fondo L’Oréal para la Mujer, que consiste en, a partir de la donación benéfica, apoyar a las organizaciones o fundaciones se comprometen a apoyar y defender los derechos de las mujeres, donde ACNUR no es la excepción. Formar parte de esta iniciativa reafirma el compromiso que tenemos en L’Oréal de contribuir a resolver los principales desafíos del mundo y a atender las necesidades sociales urgentes, generando un impacto positivo y un cambio en las vidas de muchas mujeres”, afirmó Mariana Petrina, Directora de Asuntos Corporativos, Engagement y Sustentabilidad.

Para  mayor información acerca  del programa, ingresar a nuestro sitio web, enviar un correo a [email protected]

Redes sociales:

Instagram

Facebook

Twitter