Vecinos de Devoto protestaron contra la cesión de la escuela de sordos Bartolomé Ayrolo

Vecinos y vecinas del barrio porteño de Villa Devoto realizaron el sábado un festival de arte, música y danza para rechazar la medida del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires  que quiere ceder el edificio histórico escolar para instalar el «Distrito de Vino».

Los vecinos y vecinas que son parte de la comunidad educativa de la escuela de sordos Bartolomé Ayrolo, del barrio de Villa Devoto, realizaron el sábado un festival para demostrar su descontento en relación a la iniciativa del Gobierno de la Ciudad que desea ceder el edificio, históricamente unido a fines educativos, para instalar el conocido «Distrito de Vino».

Bajo esa misma línea, comenzaron la jornada con una actividad que inició  cerca de las 17horas en las puertas del establecimiento, situado en Lincoln 4300. Ahí mismo  se desplegaron diversos artistas con la consigna “El Palacio Ceci no se toca”.

Asimismo, Lilia Sánchez, madre de una estudiante egresada de la  escuela, comentó que  a partir del evento, “se demostró el gran apoyo que el colegio tiene por parte de la comunidad”, ya que destacó que “una gran cantidad de vecinos y vecinas se adicionó  al festival”. “Fue emocionante ver a personas oyentes y no oyentes compartir diversas expresiones artísticas”, indicó.

En referencia a los reclamos al gobierno de la Ciudad y la posición que adopta el mismo en las negociaciones, manifestó: «Por el momento la única propuesta de una mesa de diálogo que nos hicieron las autoridades porteñas no se concretó, la situación del Palacio sigue siendo la misma y las obras siguen adelante sin que nadie se comunique con nosotros; las clases sigue adelante pero los chicos están muy afectados emocionalmente porque el edificio que le quieren sacar a la escuela es parte de la historia de la comunidad sorda».

Y agregó: “En el mismo predio del Palacio se construyó un nuevo edificio, y entonces las autoridades porteñas plantean la cosa como un trueque en el que le dan a la escuela un edificio nuevo y le sacan el palacio, pero no tienen en cuenta que el único patio disponible es el del palacio y que ese lugar tiene un enorme valor sentimental e histórico para la comunidad escolar”.

A la vez, es importante  recordar que durante el 2021 las autoridades escolares fueron notificadas del comienzo de una obra de refacción del Palacio, por lo que se demandó el retiro de todos los muebles que poseía la escuela.

Más tarde, la comunidad educativa se anotició de que la titularidad del edificio pasó de manos del Ministerio de Educación al de Desarrollo Económico, medida que fue percibida  como el paso previo al traspaso del inmueble al Distrito del Vino.

En ese contexto, familias y vecinos, realizaron durante  las últimas semanas distintos reclamos para visibilizar de éste modo su descontento  del accionar del gobierno de la Ciudad.