Confirmaron la existencia de asbesto en talleres del subte próximo a una escuela

Dos informes confirmaron que existe asbesto próximo a la institución educativa por lo que reclamaron  que se «hagan los estudios correspondientes a estudiantes y a personal docente y no docente».

De acuerdo a lo que indicaron los trabajados, dos informes oficiales confirmaron “que varios lugares de los talleres” que utiliza la empresa Emova (ex Metrovías) próximo a la escuela primaria Organización de Estados Americanos del barrio  de Caballito y al jardín “contienen asbestos”, por lo cual las autoridades reclamaron que se «hagan los estudios correspondientes a estudiantes y a personal docente y no docente».

«Estos informes ratifican que varios lugares de los talleres linderos a la Escuela 4 del barrio de Caballito y el Jardín contienen asbestos», indica el documento suscripto por el director Mariano Rodríguez Moncalvo.

Y adiciona que “es el resultado de las muestras que se analizaron a partir de lo que solicitamos hace ya 3 meses”, a la vez que pide “que se detenga la actividad de los hornos con asbestos inmediatamente” y que “se aíslen inmediatamente a la Escuela y al Jardín respecto del Taller”.

Asimismo, Rodríguez Moncalvo indicó que «los resultados son contundentes, los talleres Polvorín que están al lado de la escuela contienen una gran cantidad de asbesto».

El día 26 de octubre la institución educativa  recibió los informes que “ya obran en manos” del Gobierno de la Ciudad «Emova, Informe de materiales conteniendo asbestos, Instalación Taller Polvorín, fecha 9, 18 y 24 de agosto de 2022» y «Emova, Informe de materiales conteniendo asbestos, Instalación Taller Bonifacio, fecha 24 de agosto de 2022» confeccionado por la empresa SI Consultores con el laboratorio CIH, indica el documento.

«Sólo los techos que contienen asbestos representan una superficie de más de 2.000 m2. Los hornos, que son de gran tamaño, dieron también positivos de asbestos, algunos de los cuales están en funcionamiento y ventilan hacia los patios de la escuela o a los cuatro vientos», especifica el documento.

A la vez,  advierte que «la cabina para pintado de los vagones (capilla) que está junto a las ventanas que dan al jardín también es enorme y contiene asbestos» y que «sigue habiendo formaciones de trenes y piezas con asbestos fuera de los depósitos».

“Estamos esperando que nos llegue el informe de la empresa GEO Assist SRL que tomara las muestras en nuestra escuela y que ya se nos adelantó oralmente que arroja positivos en la sala de caldera de nuestro Edificio”, expresa el texto.

Por otra parte, el director de la escuela subrayó que luego de los resultados solicitaron “que se hagan estudios a alumnos y personal de la institución” y pidieron que se realicen “más controles sobre el taller».

De acuerdo al  relevamiento, se detectó la presencia de asbesto en los techos, en los hornos, en la cabina para pintado y en formaciones de trenes y piezas ferroviarias que se encuentran por fuera del depósito situado en la calle Emilio Mitre 510.

En tanto, Rodríguez Moncalvo enfatizó que, si bien desde el Ministerio de Educación de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA) admitieron que es de interés primordial lograr una solución, «uno de los mayores retos en la comunidad educativa es que lo pateen para los próximos años y es necesario que hagan las obras de manera urgente».

Por otro lado, el director del colegio situado en avenida del Barco Centenera 747 adonde concurren 400 alumnos, y 150 al jardín El tranvía de Caballito, remarcó  que «es increíble e insólito que hayan abierto el taller para las noches de los museos».

En tanto, la investigación inició en agosto cuando integrantes de la comisión de asbesto conformada por representantes de Sbase, Emova, los gremios, la Agencia de Protección Ambiental (Apra), la Dirección General de Protección del Trabajo dependiente de Subsecretaría de Trabajo y la Superintendencia de Riesgo de Trabajo (Salud) recolectaron muestras para confirmar la presencia de asbesto del horno instalado en el taller Bonifacio que funciona en el subsuelo.

A la vez, Rodríguez Moncalvo indicó que el sitio «está lleno de material viejo y en donde hay desprendimiento de fibras de asbesto, que es cancerígeno» y agregó que hay «material con asbesto que tiene que estar señalizado, pero que no lo está».

Acerca de la situación ambiental del instituto, estimó que «las malas condiciones de la medianera del taller provoca que el aire del taller se respira en nuestra institución que tiene más de 400 chicos y chicas».

A simismo, remarcó  que «el humo de las chimeneas del taller impactan directamente sobre el patio del jardín en donde asisten más de 150 alumnos».

Por otra parte, el Ministerio de Educación de la Ciudad afirmó  «que las tareas que se llevan a cabo en los talleres lindantes a la Escuela no presentan de ninguna manera un riesgo para la salud de la comunidad educativa».

«Los análisis realizados permanentemente por laboratorios especializados y aprobados por la Agencia de Protección Ambiental no detectan casos de ambientes con calidad de aire fuera de los límites que establecen las normas como de potencial riesgo a la salud de las personas», finalizaron.