Julio, un mes para repensar sobre la utilización de los objetos de plástico en la Ciudad

El plástico es uno de los residuos que más tiempo llevan en biodegradarse y, por su liviandad,  flota en cursos de agua para más tarde  convertirse  en microplásticos que la fauna confunde con alimento. A la vez, suelen tapan sumideros y pluviales.

Asimismo, Julio es un mes para reflexionar y repensar acerca del uso de los objetos de plástico. Sobre cuánto tiempo los utilizamos  y a dónde finalizan una vez que no los necesitamos más.

El plástico es uno de los residuos que tardan mayor lapso de tiempo en degradarse y, por su liviandad,  flotan en cursos de agua para más tarde  transformarse en microplásticos que la fauna confunde con alimento. También suelen tapan sumideros y pluviales.

Por otra parte, rechazar la utilización de bolsas plásticas es el primer paso hacia una vida más sana y sustentable.

El día Internacional Libre de Bolsas de Plástico

El día 3 de julio, se celebra el Día Internacional Libre de Bolsas de Plástico y puede dar inicio a reducir el consumo de bolsas de plástico. Representa un antes y un después de lo que el planeta estaba esperando.

Los materiales plásticos de único uso generalmente son  descartados velozmente, muchas veces en lugares no adecuados con el posterior impacto negativo que ello representa en la infraestructura de la Ciudad  como en los ambientes naturales que se encuentran en el distrito.

Por otro lado, el plástico, al ser un material excesivamente liviano, pero durable en el transcurso del tiempo, puede escapar fácilmente a la gestión de los residuos y afectar de forma severa  a la infraestructura,  tapando desagües y pluviales para culminar en el Río de Plata.

Por éste motivo, se ha prohibido en el ámbito de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires la entrega de bolsas de un solo uso y de sorbetes plásticos.

Acerca de las bolsas de plástico

  • Se crean aproximadamente 5 billones de bolsas de plástico cada año a nivel mundial.
    ●Se necesitan sólo 5 minutos para crear una bolsa de plástico, su vida útil es aproximadamente de 15 minutos y tarda cientos de años en lograr degradarse.
    ● Antes de esta norma, se entregaban 500 millones de bolsas plásticas al año en supermercados, hipermercados y autoservicios de la Ciudad de Buenos Aires.
    ● Con Tan sólo un año de consumo de bolsas (500.000.000 bolsas) formamos un sendero de 275.000 km.
    ● En el año 2017 y hasta junio del 2022, se pudo  evitar la entrega de 2.750 millones de bolsas plásticas. Esto es equivalente a 4,76 veces la superficie de la Ciudad de Buenos Aires, si pudiéramos colocarlas una al lado de la otra.
    ● De acuerdo al Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, anualmente se vierten al océano 11 millones de toneladas de plásticos de un solo uso. Por ese motivo, se puede decir que los plásticos constituyen la fracción más grande, peligrosa y resistente de la basura marina y representan  un 85% del total de desechos que hay en el mar (PNUMA, 2021).
    ● Asimismo, el 62% de la producción de plásticos se destina a productos de packaging y de un solo uso.

De qué se encuentran conformadas las bolsas de plástico

Las bolsas plásticas generalmente están fabricadas con polietileno de alta densidad (PEAD), polietileno de baja densidad (PEAB) o polipropileno (PP). Todos ellos son polímeros plásticos ligeros y de alta resistencia.

Cuáles son las consecuencias que trae la utilización de las bolsas plásticas

Ambientales: afectan severamente  la flora y a la fauna acuática, además de contaminar el medio ambiente. A la vez, los peces, aves y otra fauna confunden su alimento con objetos (bolsas, tapitas, etc.) o partículas plásticas (material plástico en proceso de desintegración). Por otro lado, los peces recogidos en zonas costeras del Río de la Plata que luego consumimos -como el surubí, el sábalo, el patí, el pejerrey y la carpa-albergan en su tubo digestivo diminutas partículas de material sintético, ocacionando de esta forma muchas veces que estos materiales ingresen a la cadena alimentaria.

En seres humanos: una persona promedio podría estar ingiriendo 5 gramos por semana de estos plásticos de mínimo tamaño, o sea, el equivalente al peso de una tarjeta de crédito. A la vez, podemos ingerir microplásticos, imperceptibles a la visión humana, mediante peces y crustáceos que comemos; por el agua potable, especialmente la embotellada.

Infraestructura y mantenimiento de la Ciudad: tapan sumideros y perjudican la circulación del agua.

No hay entrega de bolsas plásticas en supermercados

Desde el 1 de enero de 2017 la Ciudad de Buenos Aires estableció  que los supermercados e hipermercados no hicieran entrega de bolsas plásticas livianas del tipo camiseta (con dos manijas) en sus líneas de cajas.

Campaña de utilización de bolsas plásticas

En el marco de la norma de 2017 el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires realizó campañas de entrega de bolsas larga vida, reutilizables por su resistencia y capacidad de carga, gratuitas.
Su utilización puede reemplazar, a lo largo de su vida útil, el uso de cientos de bolsas livianas para transladar la misma cantidad de productos.

Impacto que generó la no entrega de bolsas plásticas

  • 2,8 millones de vecinos cambiaron un hábito sostenido  en la cultura de la Ciudad, reemplazando las bolsas plásticas por bolsas reutilizables.
    ● Hoy día en la Ciudad continúa trabajando en promover esta medida solicitando a todos los comerciantes que sostengan  la medida de manera voluntaria.
    ● Desde esta disposición, decreció entre un 60-70% la presencia de bolsas plásticas en sumideros.

La prohibición de entregar sorbetes de plástico

A partir del 22 de noviembre de 2019, la Ciudad prohibió la entrega, utilización y expendio de sorbetes plásticos de un solo uso.

La norma alcanza a:

a)Los comercios que expenden y/o fraccionan productos alimenticios, comercios que elaboran y/o expenden productos alimenticios de venta inmediata, comercios donde se sirven o expenden comidas, locales para la venta de golosinas envasadas; locales de baile.
b) Los hoteles de 4 y 5 estrellas
c) Los shoppings, galerías comerciales y centros comerciales a cielo abierto
d) Los locales con una concurrencia de más de trescientas personas por evento
e) Los establecimientos pertenecientes a una cadena comercial, es decir, al conjunto de más de cinco establecimientos que se encuentren identificados bajo una misma marca comercial, sin distinción de su condición individual de sucursal o franquicia.

Impacto que conlleva la no entrega de sorbetes de plástico

  • En el 2018, solo en los patios de comida de los shoppings de Ciudad de Buenos Aires, se utilizaron mensualmente aproximadamente 2 millones de sorbetes, que, en el mejor de los casos, eran dispuestos en relleno sanitario.
    ●Los sorbetes se utilizan unos pocos minutos y pueden tardar entre 150 y 400 años en descomponerse.

El mes de Julio sin plástico

En Julio sin plástico te invitamos a reflexionar y repensar acerca del uso y el consumo del plástico.

  • El mejor residuo es el que no se genera
    ●1 minuto en tu mano, más de 100 años en el ambiente
    ● Reducir, reciclar, reutilizar
    ● Por vos, por nosotros y por todos los que vendrán